Liga Revolucionaria

LA LIGA REVOLUCIONARIA (Anarcos)

“Los universos, los Poderes… ¡Todos están corruptos!” gritan los miembros de esta facción. “Los Poderes llevan a la gente en la dirección equivocada, manteniéndolos como sus esclavos particulares. Las viejas creencias son falsas.” Los Anarcos creen que los Jefes, los Caóticos, los Athar, los Eutanastas, todos y cada uno de los miembros de las facciones, pasan de la verdad.Todos sus Fáctols son ricos propietarios, tienen guardaespaldas, montan fiestorros y tienen una influencia enorme. No van en busca de la verdad, sólo quieren mantener su estatus, sus privilegios.

Bien, los Anarcos han decidido que ya va siendo hora de introducir algunos cambios. Ha llegado el momento de romper las cadenas e ir en busca de la Verdad, con mayúscula. Y esto sólo podrá ocurrir cuando toda la peña sea libre del poder de las facciones. Todo el mundo debe tener la oportunidad de tomar sus propias decisiones, ¿pero lo permitirán las facciones? Puedes creerte que el Harmónium dirá: “Sí, hombre, estábamos equivocados. Anda, vete y encuentra la verdad por ti mismo.” ¡Ni hartos de vino! La única forma de acceder a la libertad es acabando con las facciones. Cargándoselas, aplastándolas, rompiendo su poder ¡es la única salida!. Cuando todas las facciones hayan sido eliminadas la gente tendrá la oportunidad de aprender la verdad. Hay que tener cuidado, claro está. Los plutócratas no están dispuestos a perder un ápice de su poder e intentarán destruir el espíritu de la revolución (si lo pudiesen atrapar). Si uno no va con cuidado puede tener alguna sorpresa desagradable cualquier noche en la calle, por lo tanto lo mejor es dedicarse a enfrentar a unas facciones contra otras. No hace falta enfrentarse a todas las facciones directamente -( menos que quieras acabar en el libro el día menos pensado). Cuando hayan desaparecido las facciones, la gente descubrirá la verdad. ¿Qué es la verdad? Nadie lo sabe ni podemos imaginarlo. No hay razón para intentar descubrirla por ahora, no antes de acabar con todo lo establecido. El plan es sencillo: destruirlo todo y volver a construirlo de nuevo a partir de los trocitos que hayan quedado.

La Liga Revolucionaria encuentra su máxima expresión entre los exiliados de Carceri, el plano prisión, que siempre están reivindicando que acabarán con sus enemigos. En Sigil, la facción rechaza la idea de tener una sede estable. En lugar de eso, traslada sus centros de reunión de un lado a otro de la ciudad para evitar ser descubiertos. Los Anarcos no tiene Fáctol.


“No tenemos pasado, y tú no tienes futuro.”
-Uno de los muchos lemas de la facción

Liga Revolucionaria

D&D - Planescape: La Regla del Tres Ngagn